Helado de queso blanco y cítricos

Helado de queso blanco con aceite de oliva y citricos

Ingredientes

Ingredientes

Para el helado:
375g de leche

375 g de nata líquida

50 g de glucosa

50 g de azúcar

200 g de queso blanco VRAI

10 cl de zumo de limón

Pimienta negra

Aceite de oliva
Para la naranja confitada:
1 naranja bio

2 cucharadas soperas de azúcar

Preparación

Preparación

1.- Recuperar la ralladura de la cáscara de naranja para luego colocarla con el queso blanco y la leche. Dejar la cáscara confitar muy despacio durante aproximadamente 30 minutos.

2.- A continuación, llevar a ebullición la leche, la glucosa y el azúcar. Batir el queso hasta dejarlo con una textura cremosa. Mezclar la nata y la leche y después diluir el azúcar.

3.- Una vez elaborada la crema , añadir las ralladuras de la cáscara de naranja confitadas con el aceite de oliva y un poco de pimienta, seguimos mezclando los ingredientes, tratando de evitar los grumos.

4.- Cuando notemos que la mezcla está uniforme, la metemos en un recipiente y después al congelador durante unas horas.

5.- Hay que sacarlo a menudo y moverlo enérgicamente para evitar que se formen los cristales de hielo en la superficie. ¡Y a disfrutar!

Dificultad: MediaTiempo de preparación: 45 minsComparte esta receta

Ingredientes

Para el helado:
375g de leche

375 g de nata líquida

50 g de glucosa

50 g de azúcar

200 g de queso blanco VRAI

10 cl de zumo de limón

Pimienta negra

Aceite de oliva
Para la naranja confitada:
1 naranja bio

2 cucharadas soperas de azúcar

Preparación

1.- Recuperar la ralladura de la cáscara de naranja para luego colocarla con el queso blanco y la leche. Dejar la cáscara confitar muy despacio durante aproximadamente 30 minutos.

2.- A continuación, llevar a ebullición la leche, la glucosa y el azúcar. Batir el queso hasta dejarlo con una textura cremosa. Mezclar la nata y la leche y después diluir el azúcar.

3.- Una vez elaborada la crema , añadir las ralladuras de la cáscara de naranja confitadas con el aceite de oliva y un poco de pimienta, seguimos mezclando los ingredientes, tratando de evitar los grumos.

4.- Cuando notemos que la mezcla está uniforme, la metemos en un recipiente y después al congelador durante unas horas.

5.- Hay que sacarlo a menudo y moverlo enérgicamente para evitar que se formen los cristales de hielo en la superficie. ¡Y a disfrutar!